Cuida tu pelo con remedios caseros

pelo

Cepillo y peinado

Para cuidar tu cabello es importante que utilices cepillos de cerdas naturales y te cepilles suavemente para no dañar la raíz ni la fibra capilar. Evita hacerlo mientras esté mojado puesto que el pelo está más sensible y se quiebra con facilidad. Para desenredarte utiliza un peine de puntas gruesas y recuerda comenzar por las puntas.

¿Qué productos usarás?

Ya sabes los numerosos productos químicos a los que te expones cada día así que siempre que puedas sustitúyelos por productos naturales. Por ejemplo, si tienes el pelo seco opta por un buen tratamiento de aceites calientes naturales. Los champús que contengan alcohol son muy agresivos para el cuero cabelludo así como ciertos geles o modeladores del cabello Por último, nunca utilices agua demasiado caliente ni fría para lavar tu cabeza, es preferible usar agua tibia. En caso de que notes que estás perdiendo pelo no te sometas a tintes o permanentes a tratamientos químicos.

Córtalo en el momento adecuado

Hay una relación misteriosa entre el corte del cabello y la luna: Si te cortas el pelo un día en que la luna está en cuarto creciente, tu pelo crecerá más rápido, en cambio si te lo cortas un día en que la luna está en cuarto menguante tardará más en crecer. Pero no dudes al menos una vez en cortarte las puntas para obtener buena oxigenación y propiciar el crecimiento y fortalecimiento de tu cabellera.

Cuidado con el secador

El aire caliente del secador afecta las raíces del pelo, asegúrate de sostener el equipo al menos a 15 centímetros de distancia de tu cabeza y si lo que deseas es fijar tu peinado, el aire frío es tu mejor opción.

Cabellos brillantes

Desgraciadamente el polvo, la falta de nutrientes y la exposición al humo de cigarros y tabacos pueden opacarlo. Este tratamiento le devolverá el aspecto hermoso de siempre: solo necesitas lavarlo con una solución de agua tibia y vinagre de sidra. También puedes utilizar zumo de limón colado. Este método también eliminará las caspas y cualquier agente infeccioso.

Peines y cepillos sucios

Ya sabes lo que le hace el polvo y la grasa a tu cabello, pues debes recordar que los instrumentos que utilizas para su cuidado se ensucian y, por tanto, ensucian tu pelo. Te recomiendo que los coloques en un recipiente lleno de agua tibia con cuatro cucharaditas de polvo de hornear. Déjalos por veinte minutos y luego enjuaga. ¡Verás qué limpios quedan!

Champú maravilloso para cabellos normales

El Aloe vera tiene muchísimas propiedades, antiguamente se utilizaba en las farmacias para elaborar cremas, leches hidratantes, emulsiones para masajes…Pues bien, este champú te dejará el cabello sedoso y brillante tras una semana de uso, pero recuerda si tienes el cabello seco o graso no debes utilizarlo. Necesitas 100 ml de champú de miel, 200 ml de zumo de aloe y 2 cucharadas de whisky. Solo tienes que mezclar los 3 ingredientes y revolver con energía. Consérvalo en una botella, en la oscuridad durante 6 meses y luego utilízalo.

Para el pelo graso y la caspa

Para fortalecer tu cabello, eliminar la caspa y el exceso de grasa este jarabe es ideal. En solo un mes notarás que crece más rápido y fuerte. Necesitas un litro de vino blanco, 10 gramos de algas agar-agar, 10 gramos de algas hijiki, 10 gramos de algas kombu y melaza. Coloca el vino y las algas en una olla y ponla a hervir a fuego lento durante 15 minutos. Vierte todo en un recipiente y ciérralo herméticamente, déjalo reposar durante tres días en un lugar seco y oscuro, agitándolo de vez en cuando. Luego cuela el cocimiento y añádele la misma cantidad de melaza. Revuelve y consérvalo. Toma medio vasito tres veces al día, antes de cada comida. Como el agar-agar es muy gelatinoso, es probable que tengas que calentar el jarabe al Baño de María cada vez.

Acondicionador casero

Sólo necesitas un sencillo acondicionador casero: frótate el cuero cabelludo con mayonesa durante cinco minutos, antes de usar el champú.

Crema hidratante casera

Resulta muy fácil que los cabellos se resequen: el ambiente, ciertos champús, la misma agua pueden causar este efecto, pero todo puedes solucionarlo con esta crema hidratante. Siéntete una peluquera profesional y prepárala. Necesitas un recipiente de cerámica y una cuchara de madera para mezclar dos cucharaditas de miel, una de aceite de oliva y una yema de huevo. Aplica esta crema en tu cabellera haciendo masajes suaves con las yemas de los dedos. Cubre tu cabeza con una toalla y espera veinte minutos. Luego podrás lavarlo como siempre. Ya me contarás los cambios.

Restaurador de cabellos

¡Qué mal lucen esas hebras sobresaliendo por todas partes! No te preocupes que con este tratamiento tu pelo quedará hermoso y restaurado. Mezcla una cucharada de miel, dos yemas de huevo, una cucharada de yogur y una cucharada de agua tibia. Aplica con un ligero masaje en todo el cabello y envuelve la cabeza con papel de aluminio. Espera 20 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

Crema nutritiva

Nada mejor para tu pelo que una maravillosa crema nutritiva, sus raíces se fotalecerán y acelerarán su crecimiento. En un recipiente tritura un plátano y un aguacate bien maduros. Esta mezcla debes distribuirla por tus cabellos masajeando ligeramente, cubre con un paño y deja reposar por 15 minutos. Luego puedes enjuagarte con abundante agua y lavarte como siempre. Repite semanalmente.

Evitar los piojos

Los piojos son una plaga que afecta mayormente a los niños pero los adultos también podemos sufrirla. Son muy desagradables no solamente desde el punto de vista estético sino también porque pueden acarrear diferentes enfermedades y una picazón insoportable. Lava tu pelo dos veces por semana con vinagre. Añade este producto luego de enjuagarte el champú y ya verás como tu cabellera estará brillante y sedosa.