Tag Archives: mente

Descubre los beneficios del yoga y empieza tu rutina

Aptitud física durante todo el año

Se está saludable no sólo cuando se logra alcanzar una buena condición física, sino que ello se complementa con un equilibrio mental y emocional. Sri Sri Ravi Shankar enseña que la salud no es la mera ausencia de enfermedad sino la expresión dinámica de la vida en términos de cuán alegre, cariñoso y entusiasta eres. Aquí es donde esencialmente recaen los beneficios del yoga, mediante la realización de asanas (posturas físicas), pranayamas (técnicas de control de la energía vital) y meditación; todo lo cual conforma una totalidad integral.

Pérdida de peso

Lo que muchos ansían! Otro de los beneficios del yoga. La práctica del Surya Namaskar (“Saludos al sol”) y el pranayama Kapalbhati son dos de las diferentes técnicas que el yoga brinda para la pérdida de peso. Además, con la práctica regular del yoga tendemos a volvernos más sensibles acerca de la clase de alimentos que nuestro cuerpo debe ingerir y el momento adecuado para hacerlo. Esto también ayuda a mantener un control del peso.

Alivio de tensiones

La práctica diaria de unos pocos minutos de yoga es un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario (tanto en el cuerpo físico como mental). En efecto, las posturas, los pranayamas y la meditación son técnicas eficaces para liberarnos del estrés acumulado a lo largo de nuestra vida. Experimenta cada uno de estos beneficios tomando el curso de Yoga El Arte de Vivir.

Paz interior

Todos anhelamos visitar lugares serenos y conectarnos con la belleza natural. No obstante, pocas veces tomamos consciencia que la verdadera paz se encuentra en nuestro interior, motivo por el cual es recomendable un breve recreo diario para experimentar esta maravillosa sensación, mediante las prácticas del yoga y la meditación. Junto con la meditación, el yoga es una de las herramientas más efectivas para apaciguar una mente perturbada.

Mejora la inmunidad

Nuestro sistema es una combinación perfecta de cuerpo, mente y espíritu. Por ello, una irregularidad a nivel físico afecta el plano mental. Del mismo modo, cualquier inquietud presente en la mente puede manifestarse como una enfermedad a nivel físico. Las posturas de yoga no sólo masajean los distintos órganos del cuerpo, sino que además fortalecen el sistema muscular. Complementariamente, las técnicas de respiración, los pranayamas y la meditación nos ayudan a liberarnos del estrés y mejoran nuestro sistema inmunológico.

Vivir con mayor conciencia

La mente está constantemente involucrada en diversas actividades y pensamientos -oscilando entre el pasado y el futuro-, y sin nunca permanecer en el único momento que existe: el presente. Simplemente siendo conscientes de esta tendencia mental, podemos liberarnos del estrés y relajar nuestra mente. El yoga y los pranayamas ayudan a esta toma de conciencia y traen la mente al momento presente, donde puede permanecer feliz y concentrada.

Mejores relaciones

Resulta sorprendente, pero el yoga puede incluso ayudarte a mejorar tu relación con tu pareja, tus padres, amigos o seres queridos. Una mente relajada, feliz y contenta es capaz de afrontar de manera sensible y sensitiva nuestras relaciones diarias. El yoga y la práctica de la meditación ayudan a mantener la mente feliz y en paz, beneficios con los cuales se verán contagiadas las personas cercanas a ti.

Aumento de la energía

¿Te sientes completamente agotado al final del día? Pasar de una tarea a otra durante todo el día puede ser bastante agotador. Tan sólo unos pocos minutos diarios de yoga nos ofrece el secreto para sentirnos frescos y llenos de energía, incluso después de un largo día. Asimismo, diez minutos diarios de meditación guiada otorgan beneficios inconmensurables, dejándonos renovados y revitalizados a pesar de haber tenido un día agitado.

Mejor flexibilidad y postura

Tan sólo tienes que incluir la práctica de yoga en tu rutina diaria para poder beneficiarte de un cuerpo fuerte, flexible y saludable. Además de mejorar la postura, el yoga estira, tonifica y fortalece los músculos del cuerpo.

Más intuición

El yoga y la meditación tienen el poder de mejorar tu capacidad intuitiva, para que sin esfuerzo te des cuenta de lo qué hay que hacer, cómo y cuándo. Realmente funciona, simplemente tienes que experimentarlo por ti mismo. Recuerda, el yoga es un proceso continuo. Así que ¡continúa practicando! Cuanto más profunda sea tu práctica de yoga, mayores serán los beneficios.

Agiliza tu mente con estos ejercicios

1- Usa tu mano “débil”: si eres diestro, utiliza la zurda y viceversa. Pasa todo un día (o al menos una hora) haciendo cosas con tu mano “no dominante”. Abre la puerta, trata de escribir, usa las llaves, toma una cuchara, todo con tu mano contraria. Será muy divertido y además con esta tarea tan sencilla tu cerebro tendrá que pensar de una manera diferente a la que está acostumbrada, estableciendo a su vez conexiones nuevas. También tendrá que “repensar” antes de mandar las señales a los miembros superiores o inferiores, algo que no hace a menudo y que permiten ejercitar un sector más olvidado. Ponte el reloj en la otra muñeca para recordar el resto de cambio de manos en tus tareas domésticas.

2 –Disfruta de los juegos de mente: son una excelente manera de hacer que el cerebro se ponga en movimiento. Por ejemplo, los crucigramas, el sudoku, los juegos electrónicos del tipo “brain training”, las preguntas y respuestas, los multiple choice, la sopa de letras, etc. Todos estos juegos son estupendos para que la agilidad mental aumente y a la vez tengas la capacidad de memorizar más información. Es que están basados en la lógica y las capacidades (como ser matemáticas o verbales). Y no hay dudas de que son más que divertidos. Deja un poco de lado la televisión y consigue una revista de juegos de ingenio, será un bien para ti y otro para tu cerebro. Se obtiene mucho beneficio por tan sólo 15 minutos al día.

3 –Alimenta tu cerebro correctamente: Al igual que ocurre con tu cuerpo, tu mente también necesita estar bien alimentado. Ingiere grasas, pero de las saludables. Es decir, aquellas que contiene el pescado (salmón principalmente), los frutos secos (las nueces sobre todo) y los aceites vírgenes (como el de oliva o el de linaza). No dejes de consumirlos en tu dieta diaria y reduce las grasas malas, o sea, las saturadas. Elimina todos los ácidos transgrasos de tu plan alimentario porque no son buenos ni para el cuerpo ni para el cerebro.

4– Recorre sitios diferentes: no vayas siempre por el mismo camino, sea a pie, en coche o en autobús. De lo posible trata de cruzar por otras esquinas, cambiar la línea de transporte público, bajar antes o elegir las calles laterales en lugar de las Avenidas. Es un pequeño cambio a la rutina que te servirá para muchas cosas, desde no aburrirte hacia o desde el trabajo hasta ayudar al cerebro a practicar lo que se denomina la “memoria espacial”. Además aprenderás nuevas direcciones y conocerás sitios que de otra manera no. Intenta aunque sea cambiar de acera y modifica el orden en el que vas a una tienda. En vez de pasar siempre por una calle con edificios, busca una que tenga parques o casas bajas.

5 –Adquiere una habilidad nueva: esto hará que tus múltiples áreas del cerebro se pongan en acción. La memoria es la que entrará en juego, además de otros beneficios. Aprenderás a su vez nuevos movimientos, asociarás datos e información de varias cosas de una forma diferente. Aprende a cocinar, haz un curso de idiomas, ve a una clase de baile, de cerámica, de literatura. Si te gusta leer novelas, elige ensayos o viceversa. Todo sirve para “retar” a tu cerebro y ofrecerle nuevas cosas para pensar.

6 –Rompe con la rutina: como se decía anteriormente, es bueno de vez en cuando cambiar lo que se hace “por costumbre”. Cuánto más nos habituamos a una tarea más se convierte en algo arraigada y el cerebro no tiene que hacer demasiado para terminarla o llevarla a cabo. Si realmente quieres ayudar a tu mente y que siempre esté joven, es preciso que la rete a nuevos desafíos. Todo aquello que esfuerce a tu cerebro a despertarse y dejar de lado los hábitos es bienvenido. No tendrá otra opción que prestar más atención.

7 –Aprende números de teléfono útiles: por causa de los smartphones, la gente ya no se acuerda de memoria el número de teléfono de sus padres, de su pareja, de su mejor amigo. Todo está en ese aparato. Esta es una maravillosa actividad para ejercitar la mente. Puedes aprender uno nuevo cada día, pero teniendo cuidado de no olvidarte el anterior.

8 –Haz listas: Son realmente maravillosas porque ayudan a relacionar un dato con otro. Por ejemplo, crea un listado con los sitios a donde has viajado, las comidas más deliciosas que has probado, los mejores regalos que has recibido, los nombres para tus futuros hijos, etc. No hace falta que lo escribas en un papel, mejor que queden “guardados” en tu memoria, el mejor lugar que existe.