Tag Archives: salud

Descubre los beneficios del yoga y empieza tu rutina

Aptitud física durante todo el año

Se está saludable no sólo cuando se logra alcanzar una buena condición física, sino que ello se complementa con un equilibrio mental y emocional. Sri Sri Ravi Shankar enseña que la salud no es la mera ausencia de enfermedad sino la expresión dinámica de la vida en términos de cuán alegre, cariñoso y entusiasta eres. Aquí es donde esencialmente recaen los beneficios del yoga, mediante la realización de asanas (posturas físicas), pranayamas (técnicas de control de la energía vital) y meditación; todo lo cual conforma una totalidad integral.

Pérdida de peso

Lo que muchos ansían! Otro de los beneficios del yoga. La práctica del Surya Namaskar (“Saludos al sol”) y el pranayama Kapalbhati son dos de las diferentes técnicas que el yoga brinda para la pérdida de peso. Además, con la práctica regular del yoga tendemos a volvernos más sensibles acerca de la clase de alimentos que nuestro cuerpo debe ingerir y el momento adecuado para hacerlo. Esto también ayuda a mantener un control del peso.

Alivio de tensiones

La práctica diaria de unos pocos minutos de yoga es un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario (tanto en el cuerpo físico como mental). En efecto, las posturas, los pranayamas y la meditación son técnicas eficaces para liberarnos del estrés acumulado a lo largo de nuestra vida. Experimenta cada uno de estos beneficios tomando el curso de Yoga El Arte de Vivir.

Paz interior

Todos anhelamos visitar lugares serenos y conectarnos con la belleza natural. No obstante, pocas veces tomamos consciencia que la verdadera paz se encuentra en nuestro interior, motivo por el cual es recomendable un breve recreo diario para experimentar esta maravillosa sensación, mediante las prácticas del yoga y la meditación. Junto con la meditación, el yoga es una de las herramientas más efectivas para apaciguar una mente perturbada.

Mejora la inmunidad

Nuestro sistema es una combinación perfecta de cuerpo, mente y espíritu. Por ello, una irregularidad a nivel físico afecta el plano mental. Del mismo modo, cualquier inquietud presente en la mente puede manifestarse como una enfermedad a nivel físico. Las posturas de yoga no sólo masajean los distintos órganos del cuerpo, sino que además fortalecen el sistema muscular. Complementariamente, las técnicas de respiración, los pranayamas y la meditación nos ayudan a liberarnos del estrés y mejoran nuestro sistema inmunológico.

Vivir con mayor conciencia

La mente está constantemente involucrada en diversas actividades y pensamientos -oscilando entre el pasado y el futuro-, y sin nunca permanecer en el único momento que existe: el presente. Simplemente siendo conscientes de esta tendencia mental, podemos liberarnos del estrés y relajar nuestra mente. El yoga y los pranayamas ayudan a esta toma de conciencia y traen la mente al momento presente, donde puede permanecer feliz y concentrada.

Mejores relaciones

Resulta sorprendente, pero el yoga puede incluso ayudarte a mejorar tu relación con tu pareja, tus padres, amigos o seres queridos. Una mente relajada, feliz y contenta es capaz de afrontar de manera sensible y sensitiva nuestras relaciones diarias. El yoga y la práctica de la meditación ayudan a mantener la mente feliz y en paz, beneficios con los cuales se verán contagiadas las personas cercanas a ti.

Aumento de la energía

¿Te sientes completamente agotado al final del día? Pasar de una tarea a otra durante todo el día puede ser bastante agotador. Tan sólo unos pocos minutos diarios de yoga nos ofrece el secreto para sentirnos frescos y llenos de energía, incluso después de un largo día. Asimismo, diez minutos diarios de meditación guiada otorgan beneficios inconmensurables, dejándonos renovados y revitalizados a pesar de haber tenido un día agitado.

Mejor flexibilidad y postura

Tan sólo tienes que incluir la práctica de yoga en tu rutina diaria para poder beneficiarte de un cuerpo fuerte, flexible y saludable. Además de mejorar la postura, el yoga estira, tonifica y fortalece los músculos del cuerpo.

Más intuición

El yoga y la meditación tienen el poder de mejorar tu capacidad intuitiva, para que sin esfuerzo te des cuenta de lo qué hay que hacer, cómo y cuándo. Realmente funciona, simplemente tienes que experimentarlo por ti mismo. Recuerda, el yoga es un proceso continuo. Así que ¡continúa practicando! Cuanto más profunda sea tu práctica de yoga, mayores serán los beneficios.

Descubre los litros de agua que debes beber diariamente

Si la sed te lleva a beber dos litros de agua al día, perfecto. Si son 3 litros, seguramente sea porque lo necesitas. Y como siempre, experimenta. Algunas personas se sienten mejor al beber algo más. Si es tu caso, adelante. Otras sienten que al beber más las digestiones son peores, o les cuesta más calentarse. En ese caso no lo hagas.

La cuestión de fondo es que cuando tomamos una recomendación general como dogma, sin cuestionar su origen o los intereses que hay detrás, simplemente perduramos un mito y permitimos que se sigan lucrando con nuestra salud. Ningún animal necesita guías de hidratación. Beber cuando sientas sed es la mejor recomendación.

Si eres de los que necesita reglas más concretas, te diría que si orinas más de 5-7 veces día y/o te levantas por las noches para ir al baño, seguramente estés bebiendo demasiado. No niego que ciertas circunstancias hagan recomendable beber algo más de lo que te pide el cuerpo, pero son eso, circunstancias excepcionales, no la regla. Por revisar los casos más típicos:

  • En el inicio de una dieta cetogénica es normal perder bastante agua, al consumir las reservas de glucógeno. Con esta agua se pierden también electrolitos. Aunque la sed suele acompañar este proceso, sí es conveniente beber más agua de lo normal y ser más generosos con la sal.
  • Cálculos renales. Antes veíamos que es muy cuestionable la idea de que un aumento de la ingesta de agua sea beneficioso para los riñones. Pero en caso de que haya indicios de cálculos, sí parece que tomar más agua ayuda.
  • Anticipación de una pérdida elevada de agua. Si vas a correr una maratón en verano, seguramente convenga empezar la carrera con más líquido de lo normal. El próximo día hablaremos más en detalle de este tema.
  • Personas mayores. Aunque algunos estudios no encuentran beneficios al aumentar la ingesta de agua en adultos mayores (55-75), otros indican que la sensación de sed pierde fiabilidad con la edad. Por cautela, puede ser recomendable que las personas mayores beban de vez en cuando sin sed.
  • Embarazo y lactancia: Es una recomendación general aumentar la ingesta de agua en estos casos. Aunque no he encontrado ningún estudio de respaldo, es razonable pensar que con todos los cambios hormonales asociados a esta etapa, beber más pueda ser positivo. Por contrapartida, también es especialmente importante reducir el cloro.

¿Cuántas calorías debemos consumir al día?

A la hora de escoger una dieta de adelgazamiento, o simplemente conocer cómo funciona nuestro cuerpo, se nos viene a la mente el tema de las calorías diarias. Nos preguntamos cuántas calorías debo consumir y por lo tanto cuántas calorías evitar. Es importante resaltar que el desarrollo de hombres y mujeres no es el mismo y, por tanto, la ingesta de calorías a partir de ciertas edades tampoco. Por ello, en este artículo te daremos algunas pautas que te ayudarán a saber cuántas calorías debes comer cada día según la edad que tengas.

Fórmula general

Existen varias fórmulas para calcular las calorías diarias que debe consumir cada persona. Una muy simple es multiplicar el peso en kilos por 30. Esta formula no es exacta ya que para mayores de 65 años no es correcta, pero sí te puede dar una indicación. Por ejemplo si pesas 70 kilos x 30 = 2100 calorías, el número diario que debes ingerir aproximadamente. Para tener una información más explícita, puedes usar esta calculadora de calorías.

Calorías adecuadas para niños

Los niños por su tamaño no requieren de tantas calorías como los adultos, para que tengáis una referencia:

  • Niños de 2 años: deben tomar unas 1000 calorías al día.
  • Niños de 6 años: tomar unas 1400 calorías al día.

Calorías adecuadas para adolescentes

La época de la adolescencia se caracteriza por ser muy demandante en energía, y es en esta etapa cuando chicos y chicas requieren de cantidades distintas de calorías diarias. Los jóvenes deben ingerir muchas calorías para reforzar su crecimiento, aquí tenéis el número de calorías adecuado para cada edad:

  • Chico/a de 10 años: las chicas deben tomar entre 1600 y 2000 calorías al día, los chicos de 1800 a 2600.
  • Chico/a de 15 años: las chicas entre 1800 y 2400, mientras que los chicos necesitan de 2200 a 3200 calorías al día.
  • Joven de 20 años: entre 3200 y 3500 calorías al día, siendo el momento de la vida en el que requerimos una mayor ingesta calórica.

Calorías adecuadas para adultos

Consideramos la edad adulta como el momento de balance y equilibrio por este motivo una dieta equilibrada y un control en la ingesta de calorías es muy recomendable y nos pueden ayudar a conseguir una mejor salud cuando seamos mayores. Aquí tienes algunas indicaciones:

  • Hombre de 25 a 60 años: 3000 calorías al día.
  • Mujer de 25 a 60 años: 2200 calorías al dia.

Calorías adecuadas para ancianos

Cuando el ser humano supera los 65 años de edad la necesidad de calorías baja y además por temas de salud se recomienda controlar mucho cuántas caloría se toman:

  • Persona entre 65 y 70 años: 2200 calorías
  • Persona mayor de 70 años: 1800 calorías

Si quieres perder peso

Recuerda que si tu meta es perder peso debes moderar entonces la ingesta de calorías, y reducirla un poco dependiendo de la edad con la que cuentes y tu estilo de vida. Llevar una dieta adecuada es muy importante, sin embargo la actividad física juega un papel fundamental, ayudando a consumir una mayor cantidad de calorías al tiempo que mantiene tu corazón y cuerpo saludables. Sin duda es un paso imprescindible si tu meta es perder algunos kilos. Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar. Si deseas leer más artículos parecidos a Cuántas calorías debo comer cada día según la edad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Los mejores deportes para practicar en verano

Esquí acuático: Con este deporte estás en contacto directo con el mar. Además de ser refrescante, es muy entretenido y divertido. Eso sí debes tener un conocimiento básico sobre este deporte para lanzare al agua.

Snorkel: Se trata de una modalidad de buceo. Está al alcance de todo el mundo ya que no hace falta tener conocimientos avanzados de este deporte. Coge unas aletas, un tubo para respirar y unas gafas de bucear y estarás listo para comenzar esta aventura.

Surf: Es uno de los deportes veraniegos por excelencia. Eso sí, no es tan sencillo como parece, surfear sobre las olas con una tabla requiere algo de base.

Natación: Otro de los deportes del verano por excelencia. Lo único que te hace falta es un bañador, una piscina y ya solo queda ¡darte un buen chapuzón! Hay distintas modalidades como: A braza, a espalda, a crol o a mariposa.

Kitesurf: Es un deporte relativamente nuevo. Permite surfear sobre la superficie del mar impulsado por una cometa que arrastra el viento.

Golf: Este deporte se práctica en cualquier época del año, pero es en verano cuando más podemos disfrutar de él, ya que al aire libre con un buen clima veraniego se juega mucho mejor.

Parapente: Es uno de los deportes extremos con el que más estrés descargamos. Por lo que lo convierte en una opción perfecta para olvidarnos de todos los problemas generadas por el trabajo y así poder disfrutar del verano.

Kayak: Este deporte extremo, se practica en un rió generalmente rápido. Tienes la suerte que a la vez de estar haciendo deporte, disfrutas de un fabuloso paisaje que a lo mejor en otra época del año no puedes apreciar tanto.

Alpinismo: Pues sin duda el confort visual y el contacto con la naturaleza que por lo general durante el transcurso del año no se tiene.

Senderismo: En verano este deporte tiene la suerte de poder llevarse a cabo por caminos ecológicos y a través de montañas. Así rompes con la rutina de estar encerrado en un gimnasio.

¿Cuáles son las frutas con menos calorías?

Cualquier dieta permite comer una gran cantidad de frutas durante el día. Es importante saber elegir cuáles son las ideales para que tu objetivo se cumpla en tiempo y forma. ¿Cómo? Según las calorías que cada una te aporte. Existe una tabla donde se detallan los valores nutricionales de cada fruta para que puedas escoger aquellas con menos contenido calórico y poder adelgazar más rápido y fácil.

Las frutas además de ser hipocalóricas nos ofrecen otras ventajas, como es el hecho de ofrecer fibras, antioxidantes, minerales y vitaminas. Se aconseja consumir entre tres y cinco porciones de fruta por día, divididas en el desayuno, el almuerzo, la cena o las colaciones.

Generalmente todas presentan propiedades para adelgazar, ya que poseen pocas calorías en relación a su volumen o peso, brindan sensación de saciedad, son depuradoras del organismo debido a la fibra, ayudando a arrastrar las sustancias nocivas fuera del cuerpo, mejoran el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento y por último actúan como antioxidantes, es decir que reducen la formación de radicales libres, mejoran el metabolismo celular y facilitan la degradación de las grasas.

Teniendo en cuenta cuáles son las propiedades de cada fruta es más sencillo elegir una o varias para consumir cada día. Si bien todas son beneficiosas también es cierto que cada una aporta algo diferente al resto. Una dieta rica en frutas y también en vegetales te ayudará a adelgazar de forma saludable y sobre todo a no sentirte falto de fuerzas, cansado o débil.

Algunos indican que las frutas deben ser ingeridas en un momento aparte de las comidas principales, ya que si las elegimos como postre la gran mayoría de sus nutrientes y vitaminas “se pierden” durante el proceso de digestión de los demás platos. Fermentan en el estómago y hacen que el proceso sea más lento. Por eso es que a muchas personas no les cae bien comer frutas de postre. En ese caso, se aconseja hacerlo espaciado de las comidas, como ser a media mañana o a media tarde, por lo menos 2 o 3 horas antes o después del almuerzo o la cena.

Por otra parte, es bueno saber que las frutas contienen una sustancia conocida como “fructosa” que el cuerpo la convierte en glucosa (es decir, en energía). Es preciso que esta glucosa sea consumida para que no se acumule como grasa en el organismo. Se dice entonces que el mejor momento para comer frutas es durante la mañana porque el metabolismo está en su “mejor momento”. Así el proceso digestivo permitirá que quememos la glucosa que se genera y a la vez saciaremos el apetito por varias horas.

Las mejores frutas para adelgazar, es decir, las menos calóricas son la pera, la manzana, el kiwi y la mandarina, en relación también a otros componentes como son las proteínas, los lípidos y los hidratos de carbono. Lo bueno es que siempre podemos disponer de alguna de ellas en cualquier momento del año.

Listado de calorías de las frutas

Esta lista la debes tener en un lugar visible para que puedas determinar cuál comer más y cuál menos o contabilizar las calorías que estás ingiriendo a cada día. El valor es por una cantidad aproximada de 100 gramos de fruta.

  • Sandía: 15 calorías
  • Pomelo: 26 calorías
  • Fresa: 27 calorías
  • Níspero: 28 calorías
  • Frambuesa: 30 calorías
  • Melocotón: 30 calorías
  • Melón: 30 calorías
  • Mora: 35 calorías
  • Ciruela: 36 calorías
  • Grosella: 37 calorías
  • Pera: 38 calorías
  • Arándano: 41 calorías
  • Mandarina: 41 calorías
  • Manzana: 45 calorías
  • Higo: 47 calorías
  • Cereza: 48 calorías
  • Albaricoque: 52 calorías
  • Naranja: 53 calorías
  • Piña: 55 calorías
  • Kiwi: 56 calorías
  • Uva: 61 calorías
  • Granada: 62 calorías
  • Mango: 73 calorías
  • Plátano: 85 calorías
  • Aguacate: 232 calorías

Motívate para hacer deporte y llevar una vida sana

1. Encuentra tu por qué: Es el “pistoletazo de salida“, todos tenemos uno, así que si no lo tienes, búscalo. Puede ser desde querer verte más atractivo/a hasta alargar años en tu vida para poder ver a tus nietos crecer.

 2. Cambia tus pensamientos a positivo: En lugar de torturarte con un “qué vago, no hago nada de ejercicio” cambia a “me voy a sentir muy bien cuando empiece a realizar ejercicio“. Si nos estamos constantemente enviando mensajes negativos a nosotros mismos solo nos bloquearemos y será más difícil empezar. Al final la persona se acaba autoconvenciendo de que “es un vago” y que el deporte no es lo suyo. No seas duro contigo mismo, tú tienes que ser tu principal fuente de ánimos.

3. Pequeñas metas: Si no hay meta no hay esfuerzo, nos acabamos cansando si caminamos sin saber a donde queremos llegar. Por lo tanto, es muy importante que establezcas pequeñas metas (apuntarme a una carrera de 10 km por ejemplo), y puedes apuntarlas para que quede constancia y te sientas un poco más “obligado” a cumplirlas.

4. Organízate: Apunta en tu agenda los días y horas que vas a dedicar al deporte, así a medida que surjan planes sabrás que en esos horarios no puedes colocarlos, y de esta forma acabamos con la famosa excusa de “no tengo tiempo“.  También puedes empezar a combinar planes, proponer a tu amiga con la que has quedado el viernes quedar para ir caminando a tomar el café, etc.

 5. Cuéntalo: Somos seres sociales que necesitamos constantemente apoyo y aprobación. Si le contamos a un amigo o familiar que salimos a correr por las mañanas, además de alegrarnos por el apoyo que recibiremos, nos sentiremos con la necesidad de no dejar de realizar dicha actividad para no desilusionarles.

6. Además de motivarte a ti mismo motiva tu rutina: Si siempre salimos a correr por el mismo parque con la misma música y viendo a la misma gente nos acabaremos aburriendo. Cambia de parques, cambia de zonas, salir a correr a veces proporciona a la persona conocer lugares nuevos.

7. Combina: Si eres de esas personas que se cansan rápido, no te centres en un solo deporte. Hacer ejercicio puede ser cualquier actividad que te mantenga en movimiento. Combina correr con nadar, ir en bici, jugar un partido de fútbol con los amigos, salir a caminar, jugar un partido de padel, olvidarse del ascensor y utilizar siempre escaleras… Apúntate a esas clases de baile que siempre has querido probar. Verás como así no se hará tan pesada tu semana.

8. Busca un compañero: En algunos casos cuesta más si hay que levantarse del sofá y salir solo a correr o con la bici. Busca un compañero para hacerlo, puede ser un amigo o tu mascota, no te resultará tan difícil ya que hoy en día la gente está más concienciada por cuidarse y hacer deporte.

9. Diviértete: Hacer ejercicio en muchos casos se acaba convirtiendo en una forma de ocio, ese partido de fútbol que te permite ver a los amigos de siempre, tu horita diaria de escuchar música mientras corres… Hacer ejercicio no tiene que ser visto como una obligación, es una forma de vida y una forma de sentirnos mejor.

10. Infórmate: Lee revistas que te expliquen cuales son los ejercicios que mejor te irían. Son mucho más interesantes que las revistas del corazón, os lo aseguro.

11. Come sano: Si acompañas el ejercicio con una dieta saludable, tendrás más energía y te resultará más gratificante realizar deporte.